¿Qué son las Terapias Artísticas y Creativas?

Las terapias artísticas y creativas tienen como objetivo principal favorecer el desarrollo integral de una persona a través de un proceso creativo, entendido como un proceso vital para alcanzar una salud psicoemocional estable, mediante la integración mente, cuerpo y emoción.

La terapias artísticas y creativas se utilizan en contextos, colectivos y edades diversos, manejan las múltiples herramientas que ofrecen las artes, y son una disciplina terapéutica específica, que favorece el bienestar integral de las personas en el ámbito personal, familiar, social y/o profesional.

Estas terapias, utilizan los procesos creativos para que las personas puedan identificar y potenciar sus propios recursos, capacidades y fortalezas, ayudándolas a transformar su vida, al ponerlos en contacto consigo mismos, mediante un trabajo donde el proceso creador (la obra que se va creando) se transforma en un ensayo de la nueva forma de ser, hacer y pensar de una persona.

Estos ensayos creativos de vida, son piezas en construcción que se van elaborando y reelaborando dentro del laboratorio creativo (espacio terapéutico); un espacio seguro y de contención en el que la persona reflexiona sobre su propia creación. Y es ahí, donde se lleva a cabo un aprendizaje y transformación, ya que la persona, pone en juego sus emociones, experiencias y pensamientos (especialmente cuando su verbalización es difícil), mismos que se exploran, se profundiza en ellos, elaborándolos e integrándolos como una nueva narrativa de vida, conectando con lo simbólico y mostrándolo a través de la forma, el color, la textura, el movimiento, el sonido, o la narrativa.

Las terapias artísticas y creativas son ideales para cualquier persona, no es necesario que tenga conocimiento sobre arte o que sepa manejar técnicas artísticas; si partimos de que la creatividad es una capacidad que tenemos todos los seres humanos en menor o mayor medida, entonces, todos los seres humanos somos creativos, por lo tanto, se trata de atreverse a experimentar.

Los lenguajes que utilizan las terapias artísticas y creativas son: el oral, el escrito, el kinésico, el proxémico, el icónico y el musical. Estos lenguajes obedecen a las distintas disciplinas artísticas con las que se trabaja dentro de las sesiones terapéuticas: danza, teatro, música, pintura, collage, fotografía, narrativa literaria, grabado, escultura, movimiento corporal, lecturas dramatizadas… Por lo tanto, sus herramientas expresivas son las que proporcionan las mismas disciplinas artísticas: el cuerpo, la voz, los instrumentos musicales, los materiales y técnicas plásticas, el proceso dramático y teatral, la narrativa, entre otros.

De esta forma, las terapias artísticas y creativas, ayudan a las personas, sobre todo a aquellas que tienen dificultad para procesar o expresar lo que padecen, sienten o piensan, a hacerlo a través de la obra y no necesariamente mediante la verbalización del conflicto o el problema, así que son perfectas para aquellas personas que sienten que algo no está bien y que no logran identificar exactamente qué es, pero desean lograr que su vida sea plena, satisfactoria y feliz.

Por lo anterior, en las terapias artísticas y creativas importa que la persona se atreva a experimentar, a explorar, para su hoy y el ahora en futuro, para respirar, interrogarse y dialogar consigo mismo, en complicidad, para encontrarse.


Bibliografía

Cury, M. (2015). Introducción al monográfico sobre Terapias Artísticas. Arteterapia. Papeles de arteterapia y educación artística para la inclusión social., 10, 105-107.

Fiorini, H. J. (2007). El psiquismo creador. Vitoria-Gasteiz, España: Producciones Agruparte.

Klein, J.-P. (2009). Arteterapia, una introducción. Barcelona, España: Ediciones Octaedro, S.L.

Marxen, E. (2011). Diálogos entre arte y terapia. Barcelona, España: Gedisa.

2019-07-11T10:59:00+01:00

Deje su comentario