¡Hoy es mi cumpleaños!

cumpleaños

Mi cumpleaños

Cumplir años es una de las cosas que más disfruto en la vida. Creo que siempre pareceré una niña pequeña esperando a que llegue este día. Celebro mi pre-cumpleaños, mi cumpleaños y mi post-cumpleaños, vamos, que desde mediados del mes de agosto y hasta inicios de septiembre, me lleno de pretextos para brindar por un año más que termino y uno nuevo que empiezo. Esta vez, he decidido compartir la reflexión que todos los años hago en este día que es tan especial para mí, así que, de antemano, muchas gracias:

 

¡Por fin hoy es mi cumpleaños número 43! Y este año es especial. No sólo se trata de finalizar otra vuelta al sol y tener la posibilidad de iniciar una nueva, este año es mucho más que eso: siento que la vida ha sido espléndida conmigo y no puedo estar más agradecida por ello.

 

Celebro experiencias y vivencias que se acumulan a las anteriores. No todo ha sido color de rosa, he vivido situaciones complicadas, tristes y dolorosas, pero también otras extraordinarias, alegres y de gran orgullo, pero todas, buenas, malas o regulares, me han ayudado a crecer, a evolucionar, a tratar de ser mejor persona porque no soy perfecta, porque la vida no es perfecta y creo que en esa imperfección de lo que voy viviendo, está lo maravilloso de mi vida.

 

He experimentado 365 nuevas oportunidades para que, al abrir los ojos por la mañana, decida apostar por mi, por mi felicidad y por aprender. Abrirme a los aprendizajes y dejarme fluir, sonreír y no olvidarme nunca de mi propósito de vida. Recordar para qué estoy en este momento y en este lugar, vivir cada día sólo enfocada en el hoy y decidir disfrutarlo al máximo.

 

Soy apasionada e intensa y así es mi vida. Me encanta, no cambiaría nada de lo que he vivido este año. Lo positivo y lo negativo son parte de mi historia. No podría estar hoy donde estoy sin todo eso que he vivido. Y soy consciente de que lo que he vivido no me define como persona, pero sí me capacita para enfrentarme a mi presente y construir mi futuro y por ello doy infinitas gracias. No soy lo que he vivido, soy lo que he aprendido.

 

¿Y cuál ha sido mi mayor aprendizaje de este año? Confiar. La vida me ha llevado a confiar plenamente y dejarme llevar, fluir, disfrutar. Esa confianza no sólo se ha puesto en acción en mi vida personal, familiar, social y laboral, sino también en un verdadero reto para mí que ha sido el ser madrastra. ¡Qué gran experiencia! He aprendido tanto (y lo que me falta). Pero estoy eternamente agradecida con la vida por esta oportunidad y le ruego que me de muchísimo amor para no convertirme en una de esas madrastras que inundan los cuentos de hadas.

 

Podría hacer una lista de las cosas que he logrado, que he recibido, los viajes hechos y disfrutados, las cosas que tengo o lo bien de algunos momentos, pero creo que por esta vez, me quedaré con la sensación de que este año ha sido fantástico y que esas ganas de comerme el mundo, de pasar mis límites y de seguir alcanzando mis metas, seguirá siendo posible a partir de hoy y cada día, un paso a la vez, hasta que la siguiente vuelta al sol empiece, simplemente porque sigo viva, porque tengo salud y porque no tengo ningún pretexto para no intentarlo cada vez que amanece, sin importar si ha salido el sol, hay lluvia, está nublado o ha caído una helada.

 

Agradecer a todas las personas que se han cruzado en mi camino, a las que me han acompañado y a las que me han permitido acompañarlas. A todos los que con su cariño me han hecho sentir especial y a las que, de alguna u otra forma, me han enseñado algo. Millones de gracias a las personas que han confiado en mí en el plano profesional, sinceramente, ha sido un honor acompañarlas en sus procesos de encontrar y encontrarse, de crear nuevas posibilidades de vida y seguir sus sueños, su propósito de vida. Gracias a mi familia y amigos por tanto amor. Y, sobre todo, gracias desde el fondo de mi corazón a mi pareja, ese hombre que siempre me hace reír y ver la vida más ligera, y porque por fin estoy confiada en que tengo un compañero de vida, para reírnos y disfrutar, toda la vida.

2019-08-28T17:00:20+01:00

Deje su comentario