Se acabaron las vacaciones

Fin de las vacaciones

Cinco estrategias creativas para volver a la rutina sin morir en el intento

 

Se ha terminado el verano y ahora piensas en la vuelta de vacaciones. La playa o la montaña, el tiempo en familia o con los amigos, el levantarte tarde y acostarte cuando el cuerpo ya no pueda más, el comer y disfrutar de aquellas pequeñas cosas que de normal no te permites, dejar que las cosas fluyan o cumplir una agenda llena de lugares por conocer y explorar… todo eso está por terminarse. ¿Cómo puedes volver a la rutina sin morir en el intento?

 

Comparto contigo cinco estrategias creativas para que este fin de verano, sea como el fin de un ciclo en tu vida, preparándote a vivir un montón de cosas nuevas y que puedas iniciar tu nuevo ciclo de vida más ligero y sin repetir algunos patrones que te impiden alcanzar tus sueños. Estas cinco estrategias son ideales para implementar justo una semana antes de regresar a tu rutina diaria:

 

  1. Ajusta tu horario.

Ajusta el horario

Haz una memoria fotográfica de tus vacaciones

¿Qué tiene eso de creativo? Mucho. En realidad, no se trata solo de que intentes retomar tus horarios normales para levantarte, comer o acostarte. También, puedes incluir, como si de tu horario de trabajo se tratara, actividades creativas como hacer una lista de la música que amaste este verano, escribir tus memorias de las vacaciones, seleccionar las fotos que más te gusten y crear un álbum para enviar notas de agradecimiento a tu familia y amigos con fotos que les recuerden lo genial que lo pasaron. Esto te permitirá darte cuenta de lo fabulosas que fueron las vacaciones, pero también, dejar ordenados tus recuerdos y contar con material ideal para compartir.

 

  1. Reconcíliate con tu agenda y disminuye el estrés.

Tu agenda, tu aliada

Haz de tu agenda, tu mejor aliada

Puede parecer algo muy tonto, pero no hay cosa más importante que retomar la agenda, revisarla, anotar aquellas cosas que son importantes ahora que vuelves a tu rutina. Pero también no olvides agregar un toque de creatividad: elige colores para cada actividad. Por ejemplo, yo pongo en azul todo lo que es trabajo, en rojo lo que tiene que ver con mi familia y amigos, en negro aquellas tareas que me hacen súper feliz como escribir, pintar o caminar, y en verde, las actividades para mejorar mi formación, actualizarme y poder atender mejor a mis clientes. Confieso que también agrego dibujos y pegatinas a mis días, pongo recordatorios importantes como cumpleaños con notas especiales y lleno de papelitos mi agenda con frases para compartir en las redes sociales o con alguna cosa importante que me sucedió en el día.

 

En resumen: mi agenda la he convertido en mi compañera de vida, es donde registro todo lo que me sucede en el día y es mi mejor aliada para planear mi rutina, lo que disminuye considerablemente mi estrés, porque tengo todo anotado y nada se me olvida. Ojo, para que de verdad puedas usar tu agenda como una herramienta para disminuir el estrés, es importante que anotes tus tiempos libres, con tu familia, con amigos, para realizar actividades que te llenen y te hagan feliz. Eso es súper importante, de lo contrario, sólo tendrás una agenda agobiante y la odiarás.

 

  1. Diseña fines de semana de ensueño.

¡Los fines de semana son mini vacaciones! ¿Lo habías pensado así? Y vale la pena hacer actividades como limpieza de casa o lavar la ropa o hacer el supermercado o cualquier otra actividad que haces el fin de semana, entre semana. Esto requiere organización y que todos los miembros de la familia colaboren. Y sí, es un gran esfuerzo, y sí, a veces no quieres saber nada de barrer o lavar los baños o hacer una colada entre semana, pero, así te queda tiempo libre para disfrutar desde el viernes que sales de trabajar hasta el domingo por la noche para diseñar un fin de semana de ensueño.

 

Mini vacaciones

Fines de semana de ensueño

¿Qué tipo de actividades puedes organizar si te has quedado corto de pasta? Te propongo algunos: ir a la montaña, hacer un día de campo en el parque, un largo paseo por la ciudad y redescubrir sus tesoros, ir a algún museo o de concierto, salir a bailar, una escapada romántica para ver las estrellas o atreverte a hacer un maratón de series, sofá y palomitas en casa, en fin… las posibilidades de planear unas mini vacaciones creativas son infinitas y vale la pena. ¡No olvides anotarlas en la agenda! Así sabrás cuántos días faltan para ese fin de semana de ensueño.

 

  1. Da gracias por lo que tienes.

Gracias

Gracias a la vida…

Así es, por extraño que parezca, tener un corazón agradecido ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo, mantenernos positivos y, sobre todo, a valorar lo que tenemos. ¿El trabajo es fastidioso? Pues sí, pero gracias a ese trabajo que tanto odias, pudiste irte de vacaciones, disfrutar y mimarte. Así que agradece que tienes trabajo y que puedes vivir de eso que haces.

 

También da gracias por tu casa, tu hogar. ¿No es más lindo que el hotel donde te hospedaste? Puede que no, pero nada de lo que había en ese hotel te pertenecía, en cambio, todo lo que hay en tu hogar es tuyo, un reflejo de ti mismo y si aún así, sigue sin gustarte, bueno ¡planea un fin de semana de revolución de casa! Cambia todo de lugar, selecciona lo que ya no uses y dónalo, regálalo, bendice a alguien que sí lo necesite, limpia, libera y ordena espacios, te sentirás muchísimo mejor. Sé creativo y con sólo una escoba, una fregona, muchas bolsas de plástico y dos trapos para limpiar, puedes transformar tu casa en un espacio mucho más agradable que te permitirá terminar el verano de manera espectacular.

 

  1. Invierte en ti mismo.

No se trata de invertir dinero. Se trata de que pienses en el estilo de vida que has llevado hasta ahora, es buen momento para que, con las pilas a tope, tomes una decisión a tu favor. Vienes descansado, relajado, con mucha energía, la mente despejada y en un estado de ánimo que te permitirá plantearte algunas metas que, en otro momento de tu vida, sería prácticamente imposible.

Invierte en ti mismo

Yo estoy bien, todo a mi alrededor está bien

¿Deseas dejar de fumar? ¡Hazlo! ¿Empezar una dieta? ¡Adelante! ¿Hacer más ejercicio? ¡Perfecto! Todo lo que decidas y quieras hacer, será mucho más fácil que lo logres. Recuerda que no hay mejor inversión que cuidarnos a nosotros mismos. Si nosotros no estamos bien, nada a nuestro alrededor estará bien. Es un buen momento para reflexionar que la vida está llena de ciclos y de finales aparentes, pero todo final es un instante que da lugar a un nuevo comienzo.

 

¿Las terapias artísticas me pueden ayudar a iniciar un nuevo ciclo de vida?

 

¡Claro que sí! Las terapias artísticas te ayudan a encontrar aquello que deseas transformar, mejorar y superar. Te ayudan también a diseñar una mejor versión de ti mismo para que ese nuevo ciclo de vida sea maravilloso y a transformar tus sueños en objetivos alcanzables para hacerlos realidad.

 

Si crees que necesitas ayuda para cerrar un ciclo de vida e iniciar otro, no dudes en contactarme. También, si tú has puesto en acción otra estrategia para no sufrir en ese regreso a la rutina ¡me encantará que la compartas conmigo!

 

Espero que estas 5 estrategias creativas para volver a la rutina sin morir en el intento, te ayuden a iniciar tu vuelta de las vacaciones con una gran sonrisa y de manera positiva. ¡Feliz y creativo fin de verano!

 

2019-08-26T15:12:56+01:00

Deje su comentario